¿Cómo negociar el mejor precio para mi barco?

En ninguna parte esta verdad evidente es más cierta que en las negociaciones de precios. La presentación debe ser correcta, la embarcación debe comercializarse según su estado y el precio debe ser razonable. Si tiene razón en los tres puntos, como vendedor ha creado una buena posición de partida para hacer cumplir sus expectativas de precio. Lo importante es, sencillamente, una buena preparación. Otros factores clave para una venta exitosa:

  • Sin prisa
  • Pregunte por el tipo de embarcación
  • Barcos similares que tienen un precio un poco más alto
  • Múltiples perspectivas u ofertas
  • Relación sólida
  • Prueba de navegación bien organizada


Por el contrario, si el barco ha estado en el mercado por un tiempo, o si no necesariamente lo mantiene súper limpio si está en un puerto deportivo caro, el comprador puede tener la ventaja en las negociaciones.

El secreto del éxito: cuanto más preparado esté, mayores serán las posibilidades de una buena venta.

El secreto del éxito: cuanto más preparado esté, mayores serán las posibilidades de una buena venta.

Táctica
Las negociaciones suelen ser un proceso gradual que requiere varias rondas antes de que las partes acuerden una serie. Esto puede resultar en una conversación más larga o llevar varios días. Si ambas partes son realistas, no debería ser demasiado difícil llegar a un acuerdo. Algunas negociaciones toman semanas con múltiples ofertas y contraofertas, pero la mayoría de las veces el baile termina después de dos o tres rondas. 

Un error común es rechazar rápidamente una oferta baja. En cambio, considérelo como una invitación del comprador a una contraoferta que tiene un precio con el que puede vivir. No debemos olvidar que los barcos que han estado a la venta durante mucho tiempo, incluso si el precio se ha reducido y, por lo tanto, muchas veces por debajo de lo ofrecido y rechazado anteriormente. En una condición descuidada, un barco debe tener un precio muy competitivo para no poner al vendedor en desventaja.

A veces, la contraoferta es solo una repetición de la solicitud de precio original, pero la mayoría de las veces el vendedor otorga una reducción de precio del 2 al 10 por ciento. Si la posición negociadora del vendedor es débil, el descuento puede llegar hasta el 20%. Si la oferta original no se aleja demasiado de sus expectativas, puede cumplir con el comprador a mitad de camino y establecer así una señal de buena voluntad que acelere la conclusión vinculante del trato.

El ojo compra: incluso si el barco todavía está en buenas condiciones, una apariencia patética desanima a la mayoría de los compradores potenciales.

El ojo compra: incluso si el barco todavía está en buenas condiciones, una apariencia patética desanima a la mayoría de los compradores potenciales.

Pregunta de precio
El precio de venta tiene una gran influencia en el número de partes interesadas y en el progreso de las negociaciones comerciales. También puede leer nuestra guía para ventas exitosas de barcos. Así puede establecer un precio para su barco que sea justo y atractivo, obtendrá más consultas, salga como un vendedor profesional que ha hecho sus deberes. Otro plus: refuerza tu posición en las negociaciones.

Límite de precio más bajo
Antes de comenzar el proceso de negociación, debe establecer un límite inferior para el precio de venta. A veces es la pregunta del precio en el anuncio, pero a menudo suele bajar el precio, incluso significativamente menos.

Los factores que afectan este número son la necesidad de vender rápidamente y el costo de seguir siendo propietario del barco. Si todavía usa el barco con regularidad, obtiene una devolución del total gastado en amarre, mantenimiento, etc. Pero cuando el barco ya no se utiliza, el coste del mantenerlo en las mejores condiciones puede sumar rápidamente a un porcentaje sustancial del valor total del barco, especialmente si es un barco pequeño.

También debe ser un poco psicólogo cuando se trata de conversaciones sobre precios. Todos quieren sentir que obtuvieron un buen trato. Deja que el comprador tenga el placer de intercambiarte un poco que te ayudará a cerrar el trato. Por supuesto, la marca del barco también juega un papel. Los barcos más nuevos de astilleros conocidos serán más fáciles de vender a buen precio que los más antiguos o de fabricantes desconocidos.

Otros factores
Además del precio, hay otros detalles que pueden incluirse en las negociaciones, como cuándo se venderá el barco y cuándo se transportará el barco a su nueva ubicación. Por ejemplo, puede negociar un precio de venta más alto y, a cambio, aceptar ayudar con la mudanza (siempre que tenga claras las expectativas del comprador) o ayudar con el lanzamiento para la próxima temporada. Quizás incluso pueda ofrecer al comprador que use su amarre por un tiempo, ayudándolo así a cubrir sus costos iniciales. Pero pregúntale primero al dueño del amarre.

Conocimiento de la marca: cualquiera que busque un alto valor de reventa haría bien en optar por un yate de calidad de un astillero conocido.

Conocimiento de la marca: cualquiera que busque un alto valor de reventa haría bien en optar por un yate de calidad de un astillero conocido.

Varias ofertas
Si tiene varias ofertas, pero hay un comprador particularmente interesado, es recomendable negociar con ellos primero. Cuando hable con varios clientes potenciales al mismo tiempo, es una buena idea que todos sepan que hay varias ofertas; de lo contrario, corre el riesgo de perder más de un comprador.

Opinión de expertos y prueba de navegación 
La mayoría de las ofertas dependen del progreso de la evaluación y la prueba de navegación , que variará dependiendo de si está vendiendo un barco de motor o un yate de vela.

Por lo tanto, el precio real está influenciado por el hecho de que el tasador detecta defectos materiales previamente desconocidos. Lea nuestra guía de encuestas en barco. No siempre está claro qué constituyen estos defectos, pero los descuentos suelen ser necesarios para continuar la negociación.

En este caso, generalmente hay tres soluciones:

  1. Una reducción de precio que refleja aproximadamente el costo de reparar el daño.
  2. Hacer el trabajo usted mismo antes de cerrar el trato o compartir los costos con el comprador.
  3. La última opción es particularmente útil si la reparación del daño también conduce a una mejora en el valor, por ejemplo, reemplazando bienes estancados, mejorando las tuberías de gas o instalando un nuevo motor.